domingo, 20 de enero de 2013

El Musical dentro de la Dramática (Un poco más de definiciones)


El teatro musical se ubica como una clasificación aparte en la dramática. Así:



                                               Tragedia
                        Mayores         Comedia
                                               Drama


                                              Sainete                        Farsa
                        Menores         Entremés                    Vaudeville
Dramática                               Paso                            Loa
                                               Monólogo                   Auto sacramental

                                               Opera
                        Musicales       Opereta

MUSICAL
 
                                               Zarzuela
                                               Revista musical
                                               Melodrama


Dentro de los géneros musicales una definición simplificada de cada uno es la siguiente:

Opera: Poema dramático con acompañamiento de música y cuyo texto es totalmente cantado.
Opereta: Opera breve de asunto ligero y en parte hablada.
Zarzuela: Obra dramática y musical en la que alternativamente se declama y se canta.
Revista musical: Obra teatral consistente en una serie de cuadros y números musicales sueltos. Posee música que se caracteriza por abordar varios temas en una acción muy corta (casi nula).
Melodrama: Drama popular, de acción jocosa y complicada, puesto en música.
Nos centraremos en el género denominado simplemente “musical”, el cual corresponde a obras de teatro con música, canto, diálogos y danza; las obras de este género pueden caber, también, simultáneamente en los otros géneros musicales, e incluso en los otros géneros de la dramática, tanto mayores (existe, claramente, la comedia musical; y si bien nunca se habla de tragedia musical, muy seguramente existen muchas obras que encajan ante éste término), como menores (casi todos los vaudevilles son “musicales”; algunas muestras de café concierto, un género por esencia no dramático, incluso, tienen características de musical).


Con respecto a la definición, transcribo lo contemplado por David Grote:
Todos saben lo que es un musical, y es casi imposible llegar a una definición clara. Hay un montón de diferentes clases de shows que la gente llama musicales, y los especialistas pueden llamar a cualquiera de estos desde ópera hasta melodrama, incluyendo: ópera seria, ópera cómica, comedia musical, revista musical, extravaganza musical, teatro musical, teatro con música, drama musical, pantomima inglesa, vaudeville o Burlesque.”[1]

El conflicto y la solución sobre la definición de qué es un musical, es el mismo que surge en muchos géneros dramáticos, y quisiera relacionar parte de esto con el intento de definir la Ópera, por ejemplo, en un libro dedicado a éste género: “Es difícil encontrar una definición de ópera buena y sucinta. La propia palabra “ópera” es insatisfactoria, conlleva demasiados prejuicios y plantea demasiadas cuestiones; se debería preferir un término como “teatro lírico”(...) La Ópera no es una forma aislada sino una rama del teatro, y que así merece ser considerada. Su esencia consiste en conflictos dramáticos y diálogos, intensificados por la música tanto en el escenario como en la orquesta. Al igual que un drama verdadero, trasciende lo meramente narrativo.” (2)

Para el propósito actual, estrictamente, contemplaremos los siguientes requisitos para encajar las obras denominadas como MUSICALES. Un MUSICAL debe incluir:
-Música, canto y diálogo (ó monólogo, no excluyente).
-Intérpretes que encarnan a otro personaje diferente a ellos mismos en una representación dramática de una historia.
-Música y danza de carácter más popular que “culto”.


Considero que la definición del “musical” como género es imposible de esquematizar, pero estoy seguro que es fácil de comprender, ya que los musicales, sin importar las diferentes características específicas de cada uno de ellos, se caracterizan por esa cierta unidad de estilo, estructura y forma, que es de lo que nos ocuparemos en adelante.

Es importante tener en cuenta desde el principio que por su mera naturaleza(al incluir partes cantadas en su desarrollo), el musical es no-realista. Esto permite jugar con el desarrollo de la trama y con los diferentes elementos escénicos. Por otro lado, esto permite que los “sets” en un musical no necesitan estrictamente ser “completos”; ya que sabemos que son no-realistas, la audiencia aceptará sugerencias.

El origen del teatro musical es bien claro atendiendo la evolución de los géneros musicales en el teatro, como la ópera a través de siglos y el surgimiento durante el siglo XIX de las operetas francesas o las zarzuelas españolas. Por otra parte, también, los cambios artísticos que movieron el despertar dramático en el siglo XX, proveniente de espectáculos ligeros y populares (como el Cabaret, el Varieté, el Music-Hall, el Vaudeville, etc.) que influyen conjuntamente en la consolidación del género. Por otro lado está toda la influencia del desarrollo general del TEATRO, que desde sus orígenes en el teatro clásico griego, llegando veinte siglos más tarde al teatro del siglo de oro español, era cantado o declamado y los diálogos eran puestos, normalmente, en verso. Recordemos que a muchos de los autores dramáticos más destacados se los ha llamado poetas, y las estructuras de sus obras se acomodan fácilmente a formas musicales: Esquilo, Sófocles, Eurípides, Shakespeare, García Lorca, Brecht. 



Existen estudios sumamente detallados sobre el origen del musical, y abordar un tema tan amplio aquí es difícil y por el momento no tan necesario, por lo que avanzaremos hacia otros aspectos. Alguna información adicional sobre su origen se dará en lo concerniente a la Breve Historia del Musical en el mundo.

Referencias:
(1) GROTE, David.
STAGING THE MUSICAL
Prentice Hall. New York. 1986.

(2) ORREY, Leslie.
Revisada y actualizada por Rodney Milnes.
LA OPERA. Una breve historia.  Segunda edición.
Ediciones Destino. Thames and Hudson. 1972-1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada